Close

Ingresar

Por favor, ingresa o regístrate.




Tema:  Misterios de la Iglesia Catolica  (Leído 225 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • RebecaBaena

  • Experto Nivel 2

  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • Venezuela.
  • 306
  • 1113
  • Premios

  • Tercer Aniversario ¡Yo Busco! Segundo Aniversario
  • Actividad

  • 9.67%
  • + Info
    Inventario

  •                   
  • Nick de registro

  • Trasera
    • ¡Soy @RebecaBaena en Twitter!
    • Ver Perfil
Misterios de la Iglesia Catolica
« en: 29 de Ene de 2012, 11:20 am »
Una vieja sospecha
Para quien ha seguido las informaciones publicadas sobre este tema, aparentemente, la noticia sólo tenía de sorprendente el hecho de que estos familiares del Pontífice venían a sumarse al coro multitudinario que reclama se arroje luz sobre las confusas circunstancias en que se produjo el inesperado fallecimiento.   

Apenas transcurrido un mes desde la muerte, la prensa española anuncia la inminente presentación en Roma de Han asesinado al Papa (Operación Paloma), una novela en la que los periodistas Jesús Ramón Pena y Mario Eduardo Zottola sostienen que la muerte del Papa Lucíani «obedeció a un movimiento puramente económico», debido a que «el imperio financiero del Vaticano es uno de los más poderosos del mundo» y «existen poderosos motivos para intentar eliminar al máximo dirigente de esta fortuna». Sin embargo, a comienzos de aquel mismo mes, los tradicionalistas romanos seguidores del arzobispo Lefébvre ya avanzaron la posibilidad de que Juan Pablo I hubiese sido asesinado por los masones infiltrados en las altas esferas vaticanas, a las que culpabilizaban de impulsar las tendencias reformistas postconciliares en la Iglesia, a las que supuestamente se opondría el Papa.
La Sotana Roja

Ciertas revistas de extrema derecha habían acusado de estar afiliados a la masonería al secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Villot, al presidente de la Congregación de Obispos, cardenal Baggio, al banquero del Vaticano, arzobispo Marcinkus y a otros prelados. En 1980, Bruce Marshali fantasea con el tema en su novela ¿Un asesino para Juan Pablo /?, en la que el Papa Lucíani es envenenado por la ficticia sociedad de Los Nuevos Apóstoles, cuyos doce miembros se oponen a los cambios propulsados por el Concilio Vaticano II y apoyan como pontífice al cardenal Siri. Tres años después en La verdadera muerte de Juan Pablo I, Jean- Jacques Thierry plantea la hipótesis de que Villot sustituyó a Pablo VI por un sosías y planeó la muerte de su sucesor cuando éste descubrió la infiltración masónica en las esferas vaticanas, insólita teoría la del doble que aún hoy sostienen no pocos ultraconservadores. De forma más seria y mejor documentada, Roger Peyrefitte, buen conocedor de los entresijos de la Masonería y del Vaticano, sostiene en La Sotana Roja la tesis de un complot tramado por algunos prelados que mantenían estrechas relaciones con mafiosos, financieros y dirigentes de la logia P-2, encubriendo bajo pseudónimos muy evidentes a personajes que a esas alturas eran ya bien conocidos. Y describe al Papa como un reformista liberal empeñado en erradicar la corrupción de la cúpula eclesial, presentando a Villot y a Marcinkus como instigadores del crimen, llevado a cabo por un asesino profesional con una jeringuilla envenenada, a fin de evitar su inminente destitución. Ese mismo año, los fabricantes de best- séller G. Thomas y M. Morgan-Whitts publican Pontífice, una documentadísima investigación sobre las vidas de los tres últimos papas y las críticas circunstancias en que se desarrollan sus pontificados, en la que sugieren que la hipótesis del asesinato fue un rumor hábilmente promovido por el KGB soviético para desacreditar al Vaticano en unos momentos de gran tensión en sus relaciones con la URSS.

El Encubrimiento

En nombre de Dios La tesis de una conspiración urdida para asesinar a Lucíani con digitalina, a fin de impedir los cambios planteados por el Papa para acabar con la corrupción, es defendida en 1984 por David Yallop en su obra En nombre de Díos, resultado de tres años de intensas investigaciones en las que contó con la colaboración clandestina de algunos miembros de la curia vaticana. Yallop demuestra que el Vaticano encubrió las circunstancias en que se produjo el fallecimiento y proporciona indicios suficientes para considerar necesaria la apertura de una investigación oficial. Su libro provocó un verdadero escándalo. La situación era realmente grave. Hasta el punto de llevar a un esoterista ultraconservador como Jean Parvulesco a aceptar la posibilidad de que Juan Pablo I fuese ejecutado para evitar que condujese a la Iglesia a una desviación teológico, progresista y tercermundista (se refiere al «sueño revolucionario y anarquista» que Yallop atribuye al Papa Lucíani), y a sostener a un tiempo que -aprovechando estas circunstancias- Yallop y «sus comandatarios sin rostro» pretenden presentar al Vaticano convertido en «la mayor potencia criminal del mundo».


El Presidente de la Comisión Pontificia para las Comunicaciones Sociales reaccionó al libro de Yallop remitiendo a las Nunciaturas Apostólicas y a algunas Conferencias Episcopales unos folios, elaborados por monseñor Nicolini, en los que se rebatía la hipótesis de que «el llorado» Juan Pablo I pretendiese «revolucionar» la jerarquía vaticana, explicando que «imaginar un ambiente propicio a conjuras es imposible para quien vive en la realidad cotidiana del Vaticano», añadiendo que «la salud del Papa era más bien enfermiza» y dejando claro que carece de importancia quién descubrió el cadáver del Pontífice. Pese a todo, una encuesta publicada en 1987 demostraba que el 30 por ciento de los italianos estaban convencidos de que el Papa de la sonrisa murió asesinado. Un ladrón en la noche Conscientes de la necesidad de argumentos más contundentes, las autoridades vaticanas animaron a realizar una investigación imparcial sobre el asunto al periodista John Cornwell. Le dieron unas facilidades sin precedentes que le permitieron entrevistarse con los más importantes protagonistas de la historia que aún seguían vivos, sin imponerle condición alguna; todo ello -aclara- con la esperanza de que saldrían a la luz pruebas concluyentes de la falsedad de todas las teorías conspiratorias que durante te más de una década han sido causa de malestar para la Iglesia Católica Romana. En Como un ladrón en la noche, nos explica que, las pruebas comenzaron a llevarme a una conclusión que me parece más vergonzosa y más trágica que cualquiera de las conspiraciones propuestas hasta el presente: Le despreciaban por su torpe forma de andar, su aspecto desganado, sus inocentes discursos, su lenguaje sencillo e imitaban el silbante tono de su voz. Se referían a él en tono condescendiente, con diminutivos. Había interminables historias sobre su comportamiento y sus meteduras de pata... Se dejó morir por no sentirse capacitado para ser Papa... Murió solo, en el centro de la comunidad cristiana más grande del mundo, por negligencia y por falta de amor, ridiculizado y menospreciado por la institución que existía para mantenerle... Lo peor es que el propio Cornwell le presenta a veces como alguien poco menos que delirante y estima que «su mansedumbre, su desconfianza, sus preocupaciones por los temas puramente pastorales y piadosos, no se acoplaban bien a una Iglesia que se enfrentaba a los desafíos mundanales de los ochenta y los noventa». En similar sintonía, la de aceptar el mal menor, el historiador Ricardo de la Cierva asume en El diario secreto de Juan Pablo I que existió una trama económica, amenazas de muerte, una conspiración para acabar con el Papa, un masón convertido que le facilita la lista de sus colegas infiltrados en la cúspide eclesiástica y le avisa que van a atacarle esa misma semana... pero, finalmente, muere por causa natural, antes de que intenten asesinarle. Puesto que se trata de una no- vela histórica, no hay forma de discernir en ella lo cierto de lo ficticio. Este libro, como el anterior, pretende tranquilizar no pocas conciencias atormentadas por la posibilidad de semejante crimen, al tiempo que incrementa la confusión en torno al tema. ¡Que se haga justicia! Y en estas circunstancias se encontraba la polémica cuando, a comienzos de 1991, las declaraciones de los familiares de Juan Pablo I vinieron a añadir leña a la caldera de las sospechas. Como si Dios, o el demonio, se empeñase en que los trapos sucios del Vaticano siguieran siendo noticia, o bien en crear confusión en torno al tema que nos ocupa, una semana después la prensa anunciaba la próxima aparición de un libro explosivo.
« última modificación: 29 de Ene de 2012, 11:30 am por Trasera »
Venezolana de 7 estrellas.

  • Sia

  • Vip

  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • dont forget me, i beg, i remember you said.
  • 755
  • 10
  • Premios

  • Super Combinación Combinación Creador de Temas
  • Actividad

  • 0%
  • + Info
    Inventario

  •                 
  • Nick de registro

  • NαуαRινєяα
    • Ver Perfil
08 de Feb de 2012, 09:49 pm
púes siempre se ha dicho que la iglesia católica  trae sus misterios & yo también lo creo :o

  • Jesy McKinney

  • Héroe del Foro


  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • -.-
  • 1747
  • 3444
  • Premios

  • Coleccionista de Premios Nivel 6 Quinto Aniversario Usuario Linux
  • Actividad

  • 13%
  • + Info
    Nick de registro

  • .ESE.
    • Ver Perfil
09 de Feb de 2012, 04:28 pm
Yo lo que creo de este misterio es que todos los curas son unos pedofilos...


  • J0zhD3v <

  • Dios(a) del Foro


  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • "Correjir una comunidad entera causa infelicidad"
  • 2057
  • 6791022
  • Premios

  • Segundo Aniversario ¡Yo Busco! Usuario Linux
  • Actividad

  • 9.33%
  • + Info
    Inventario

  •                   
  • Nick de registro

  • Reymax
    • Ver Perfil
09 de Feb de 2012, 11:17 pm
La V erdads Nunka e creido en los atolivcos emm son perversos

  • Holden Caulfield

  • Dios(a) X2

  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • Say hello to my little friend
  • 3100
  • 610
  • Premios

  • Tercer Aniversario Spammer: 50 mensajes en un dí­a Usuario Móvil
  • Actividad

  • 7.67%
  • + Info
    Inventario

  •                   
  • Nick de registro

  • Makundregon
    • ¡danielrodzz en Facebook!
    • ¡Soy @Makundregon en Twitter!
    • ¡Soy Makundregon en Youtube!
    • Ver Perfil Makundregon
09 de Feb de 2012, 11:27 pm
No leí un carajo  [yaoming]
Na mentira, leí algo, y sí, es algo un poco sospechoso, pero puede ser "pecado" dudar de la existencia, bueno, eso para algunas personas.
VOTA POR PÁEZ, VOTA POR UN FUTURO, ID: 51620



Cita de: Rod Stewart
Sólo un tonto permite que la letra de la ley anule el espíritu del corazón. No dejes que un pedazo de papel soporte el camino y la guía del verdadero amor.
Cita de: Holden Caulfield
Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas conocido a personas que me importan un comino. Pero supongo que si uno quiere seguir viviendo, tiene que decir tonterías de ésas.






  • £dûåяdø™

  • Vip

  • Desconectado
  • *
  • Texto personal

  • -Solo Palabras Sin Sentido-
  • 782
  • 3528
  • Premios

  • Usuario Windows Super Combinación Combinación
  • Actividad

  • 0%
  • + Info
    Inventario

  •     
  • Nick de registro

  • lEduarditho
    • ¡Eduardo Riveros en Facebook!
    • ¡Soy @xlHabbox en Twitter!
    • Ver Perfil xlHabbox Tú Mejor Opción!
15 de Feb de 2012, 12:25 pm
La iglesia católica siempre a tenido sus secretos.. cosas que hacen debajo de la mesa etc... No me sorprendería que ponto se de a conocer casos similares.


xx
3 misterios :o

Iniciado por TFM *-*

5 Respuestas
669 Vistas
Último mensaje 18 de Mar de 2012, 09:41 pm
por Ahoy!
xx
Soñé que entre a la iglesia y..

Iniciado por Pixel™

13 Respuestas
272 Vistas
Último mensaje 08 de Feb de 2014, 01:44 pm
por Sr.Krat0z
xx
Misterios dispersados por la red

Iniciado por AMGStudy~

2 Respuestas
257 Vistas
Último mensaje 30 de Jun de 2011, 06:00 pm
por Dorian
 

¡'Adblock' detectado!

¡Ops!, parece que estás usando Adblock.

Para poder usar KekoMundo con normalidad, debes desactivarlo. ¿Cómo?

1. Haz click sobre el icono de adblock

2. Desactívalo para KekoMundo :-)

3. ¡Listo! Gracias por ayuda a KekoMundo

4. Recarga la página

5. Saber más ...

ir arriba
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal